Volver al Salón de la Fama

Roberto Gómez Bolaños

Escritor, publicista, dibujante, compositor de música y letra de canciones populares, actor, director, productor y padre de seis hijos... todo esto cabe perfectamente en un hombre cuya estatura física es de tan sólo 1.60 mts. Sin embargo, Chespirito es un gigante del espectáculo, pues su trayectoria abarca más de 50 años como escritor, 40 años como actor, director y productor; y más de 30 años como ídolo internacional.
Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, nació el 21 de febrero de 1929 en la Ciudad de México; estudió Ingeniería pero nunca ejerció. Así pues, Chespirito se inició como creativo y redactor en la publicitaria D Arcy, cuando tenía 22 años. Luego, afortunadamente, tuvo la oportunidad escribir rutinas cómicas de radio para Viruta y Capulina, dos comediantes del momento; en 1966 el actor Mario Moreno "Cantinflas" eligió los guiones de Gómez Bolaños para una serie que debería llamarse "El Estudio de Cantinflas".

Tal fue la aceptación por parte de la gente, que se convirtió en el escritor más solicitado y mejor pagado de la televisión. Al mismo tiempo, hizo muchos guiones cinematográficos. De ahí nace su nombre artístico, cuando un director de cine, Agustín P. Delgado, leyó uno de sus argumentos y le comentó que era un pequeño Shakespeare; más tarde empezó a llamarlo con el diminutivo Shakespirito; todos sus compañeros siguieron con el mote, castellanizando el vocablo y dejándolo en el hoy tan famoso Chespirito.
Roberto pensó que sería toda su vida escritor, pero un día, un actor no llegó al foro y le pidieron a él que hiciera su papel. Lo hizo tan bien, que le solicitaron que siguiera actuando. Comenzó a destacar por su enorme agilidad física, ya que por todos los deportes que practicó en su juventud, tenía gran elasticidad y reflejos. Así, a los 29 años comenzó su carrera de actuación, en la que nuevamente fue autodidacta.
A finales de 1968, Gómez Bolaños se contrató con la recién inaugurada televisora TIM (Televisión Independiente de México), con la feliz oferta de usar a su antojo un espacio de media hora cada sábado por la tarde, dentro de un programa llamado "Sábados de la fortuna". Así nacieron series como: "Los Supergenios de la Mesa Cuadrada" y "El Ciudadano Gómez". Roberto escribía el libreto y personificaba al "Doctor Chapatín", caricaturizando a los médicos y científicos. En este espacio también participaban Ramón Valdés, Rubén Aguirre y María Antonieta de las Nieves, quienes, sumados a otros, posteriormente formaron su estelar cuadro de actores.
Gustó tanto este proyecto humorístico, que los directivos del canal decidieron darle a Roberto y a sus actores su propio espacio de una hora en el año 1970. En la emisión se incluían diferentes sketches, de ese modo, en 1971, nació el "Inigualable Chapulín Colorado", que es la antítesis de los famosos súper héroes de la época. Un año después, por azares del destino, Roberto tuvo que cancelar el sketch de "Los Chifladitos", que pasaba dentro del mismo programa. Decidió utilizar material que le había sobrado de programas anteriores y por esta prodigiosa casualidad, nace en 1972 el entrañable "Chavo del Ocho".
Fue tanto el éxito de audiencia, que le ofrecieron un jugoso contrato para que se uniera a Canal 2. Roberto decidió respetar su contrato con TIM hasta que se venciera, antes de iniciar otro con alguien más, detalle de honestidad y rectitud que le valió la admiración del propio Azcárraga, y así dio inicio una buena relación de amistad.
Poco después, ambos programas se transmitían en casi toda América Latina, y en cada uno de los países su popularidad los colocaba en el primer lugar de audiencia. Así, Roberto Gómez Bolaños abrió las puertas del mercado internacional a la televisión mexicana. También, durante 25 años ininterrumpidamente, cada lunes, a las ocho de la noche, "Chespirito" estuvo en casi todos los hogares mexicanos. Lo más relevante es que se trata de un solo escritor, que a su vez es director y actor estelar de la misma emisión. Un hecho sin paralelo en la historia de la televisión mundial.
En 1978 Roberto Gómez Bolaños, Chespirito produjo, escribió y actuó la película "El Chanfle", misma que rompió todos los récords de taquilla existentes hasta esa fecha en México. Este hombre renacentista, también ha compuesto canciones para cine y telenovelas, así como una comedia musical llamada "Títere".
Aclamado como comediante, ha llegado tan lejos, gracias a ese don como escritor, que lo mismo ha vaciado en poemas, ensayos, canciones, guiones para televisión, cine y, por supuesto, la máxima de la creación dramática: el teatro, con siete obras en su haber. Una de ellas, "11 y 12", es hoy considerada por los críticos como la comedia de mayor éxito en toda la historia del teatro mexicano. Dicha obra es un récord más para él, ya que desde 1992, fecha en que fuera estrenada, permaneció siete años ininterrumpidos en cartelera, en el mismo teatro. En el campo literario, su primera experiencia fue "El Diario del Chavo del ocho", un libro pleno de ternura en el que se relatan las peripecias del famoso personaje, desde su propia perspectiva. Recientemente, Roberto cristalizó el sueño de publicar su libro "...Y también poemas", el cual ha tenido una excelente recepción.
Existen muchos récords de Chespirito dignos de ser registrados, pero el más valioso, el más grande de sus logros, es el que sería el ideal que todo ser humano persigue y la meta por muchos no alcanzada: Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, es un "buen hombre".